Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

 

Viajaremos  en el tiempo, a través de una historia fascinante contada por nuestro padre a aborígenes de la hermosa tierra Portugueseña.

Por decisión unánime los dioses crearon el espíritu de las selvas, con todo sus elementos, árboles gigantes, matorrales, humedad arroyos, caños, roca cubiertas de musgo, pantanos poblados de plantas acuáticas allí la luz tímida del sol apenas penetra donde el ruge el tigre, se escuchan las voces onomatopéyicas de las guacharacas y acecha la culebra artera, se desliza el rumoroso Cunucunuma, una del gran espíritu Wanare, que ha sido creación de los dioses Yarenguana, Yareyú, Guareyumana, Caway, por eso su cuerpo es de humo y pertenece a los espíritus Maquiritare.

Este espíritu se encuentra sólo y quiere y desea una compañera, para la cual busca el consejo del célebre insecto que todo lo ve desde lo más alto de la copa de los corpulentos árboles del bosque y Mortodona, que así se llama el taimado, le recomienda viajar a la parte más alta del Cunucunuma, donde su agua son cristalina y allí podrá pescar lo que él desee.

Así lo hace, pescando la bella Dabashawas, tenía su vientre lleno de caribes, están dispuesto a atacar al que usaba de poseerla, para lo cual tenía que ser llevada a un caño, cuyas aguas estaban pobladas de plantas venenosas, allí nos sumergió varias veces y los voraces peces murieron por el efecto del barbasco, siguen dando limpia de todo mal y apta para ser gozada.

Así lo comprende Wanare, pero cuando están más embelesados ocurre lo inesperado una noche tormentosa de intensa lluvia y que Wanare profundamente dormido, el sigiloso Kurukomo viene y Dabashawas y se la lleva a las tierras lejanas; Wanare despierta y comienza a buscar a su mujer y al no encontrarla solicita ayuda del sagaz Mor-todona, quien le informa todo lo ocurrido y le ofrece su ayuda para que rescate a su adorada, sin la cual no podrá vivir.

El  cree saber dónde tienen a Dabashawas, sin perder el tiempo emprenden el viaje por la intrincada selva, recorren grandes extensiones salteando innumerables dificultades para llegar al paraje donde sí que le tienen a la hermosa mujer, en efecto, descubren el paradero de Kurukomo, allí se presentan disfrazado como visitante, no ofrece una alegre reunión, donde bebe mucho Kachirí.

Cuando Kurumkomo cae rendido por la borrachera, Wanare y Dabashawas emprender la fuga, dispuesto a irse muy lejos de aquellos lugares y a marcha forzada y valiéndose de todas artimañas, venciendo el pavor de las noches, el ulular de los vientos, el desbordamiento de los ríos, el acoso del tigre, el ataque de los caimanes, la embestida de las serpientes.

 Wanare espíritu superior no teme a nada y en su deseo de estar muy lejos con su amada, apelará a sus artimañas alguna vez como vez cruzada los ríos, otra como rauda ave, llevando sobre sus espaldas a Dabashawas en forma de insecto, y así lo hizo después muchas lunas y varios soles, llegó a la tierra de los hermanos Yaruros, donde el espíritu de Kuma lo hizo todo con él, llegó Puana la gran culebra.

Puana creó los cauces de los grandes ríos, los arroyos, los caños y las charcas los caimanes, los caribes, "es grandiosa esta tierra", comenta Wanare a su mujer, aquí se ve hermosa la luna hermana del sol, que tanto agrada al abuelo Majamuma, donde están grandes rebaños de animales de presumida y dan de comer tanto espíritu y al gran Bure-Juamana, San muro blanco, pero aún estamos cerca, es necesario alejarlo más para ello vamos a utilizar el rápido Guayaguayare que se ofrece llevarnos más al norte donde hay hermosos parajes a orillas del rumoroso Zarzaribacoa.

Es realmente un paisaje precioso y es aquí donde decidieron fijar su residencia, al sur los fértiles valles, al norte la hermosa estribaciones, con sus altiplanicies de primor, es cuando el espíritu Wanare entra en compacto con los elementos de la raza de otras regiones, de los altos picos andinos miembros de los Timotes, que han venido después de lo ocurrido a la princesa Caribay.

Cuando ésta se perdió en las cimas andinas convirtiéndose en el espíritu de las montañas, que son agudos lamentos han sembrado el terror entre los nativos de la zona, con los componentes de las familias de los Coyones que conjuntamente con los Arawakos, Guamontoyes, venidos de la tierra lejana como él, entre otras familias pueblo Cospes, más confiar.

El caso es que el fiel Guayaguayare piensa quedarse, lo atrae el lugar con este conjunto de aborígenes la población ha crecido y se sienten felices, el espíritu de Wanare sigue siendo el gran Gurú, por ser sabio por sus largas experiencias.

Cuando todo prospera, avanza y se hace más hermoso se presenta el invasor. Hombres blancos venidos de otras tierras, ya se encuentra en la altiplanicie fundando pueblos, han cambiado muchos nombres ya Guayaguayare es ahora Guanaguanare, la presencia de la ya fabulosa familia de Guayaguayare en la zona, es llamado el valle de Guanaguanare.

Se le pone apellido a gran espíritu de Guanaguanare algo verdaderamente hermoso; pero para los nativos resulta todo aquello cruel, el intruso lo subyuga y da trato inhumano al nativo, se esclaviza y se sacrifica sin ninguna consideración, razón por la cual muchos de estos aborígenes se internan en el bosque más inhóspito y son guiado por Wanare y su mujer Dabashawas cuales se internan en lo más profundo de la selva y allí fijan su residencia, es justamente en las confluencias de los ríos Guanaguanare y Tucupíe.

El espíritu de Wanare está viejo y cansado, por lo cual desde el manto al joven guerrero de los Cospes, que tiene as tendencia ante las otras familias es astuto y valiente. Al fallecer el espíritu Wanare, el cuerpo es calcinado, sus cenizas arrojadas al gran río para que vaya unirse con las de sus antepasados en las gran aguas del gran río padre el Orinoco, donde duermen las corrientes del Cunucunuma, donde él tuvo su origen.

Poco tiempo después de esta desgracia muere la noble y fiel compañera de  Wanare, Dabashawas, no pudo resistir mucho tiempo la ausencia de su adorado esposo. El grupo familiar pernota a la zona amparada y protegida de los blancos, por lo implicado de la selva, por la conducta de su jefe, los miembros de su etnia le dan de Kurumato.

Referencia Bibliográfica.

Gómez A. (1991) Edición Congreso de la República de Venezuela. Pequeña Historia de ciudad cuatricentenaria pág. 53-55.

Compartir esta página

Repost 0
Published by

Présentación

  • : Ecoturismo Gayón
  •  Ecoturismo Gayón
  • : Este blog esta dedicado a la difusion de los espacios naturales con potenciales ecoturistico de la Serrania de Portuguesa.
  • Contacto

ECOTURISMO GAYÓN

 

Aso. Coop. Ecoturismo Gayón4

 

Buscar

Archivos

Links